Mobile Casas 2021

Casas Canadienses

Tabla de contenidos

Las casas prefabricadas de estilo canadiense representan una opción muy costeable y ecológica para quienes buscan construir su propia vivienda. Además, son perfectamente climatizables gracias a sus materiales que impiden la entrada del frío en invierno o el calor en verano. En cuanto al diseño exterior varía muchísimo dependiendo de cada modelo pero todas tienen unos techos similares donde destacan los colores brillantes y las superficies lisas.

Las cabañas de madera canadienses se utilizan como alternativa barata a una casa, a menudo situada en zonas rurales y en terrenos demasiado pequeños para soportar una casa convencional.

Modelos y tipos de casas prefabricadas canadienses

Las casas prefabricadas modernas canadiense son diseños verdaderamente atractivos y llenos de encanto. Entre sus múltiples ventajas destacan también su gran versatilidad, pues se adaptan a cualquier tipo de terreno y clima.

Puesto que las hay en muchísimos modelos, resulta difícil describir todos ellos pero hablemos del exterior: siempre hay un tejado con muchas pendientes hacia el interior para facilitar la evacuación del agua después de tormentas fuertes, con muchos acabados pintados en colores muy vivos y una gran cantidad de ventanas.

casas prefabricadas

Las cabañas prefabricadas canadienses son ideales para climas fríos gracias a sus materiales que impiden el paso del frío o la entrada del calor, como por ejemplo los techos verdes especialmente diseñados para no absorber absolutamente ningún tipo de agua. También hay modelos adaptables al mediterráneo perfectamente climatizables gracias a su fachada exterior lisa y decoración.

¿Cómo se construye una casa prefabricada canadiense?

La construcción de una casa prefabricada canadiense no difiere mucho del proceso habitual. El diseño exterior dependerá del tipo y modelo elegido, pero siempre habrá materiales que impidan la entrada de agua durante las tormentas o en invierno y verano. Además incorporarán techos muy inclinados hacia el interior para facilitar su limpieza después de fuertes lluvias.

Las casas prefabricadas canadienses se pueden encontrar tanto con paneles lisos como decorados aunque estéticamente sean similares. Están hechos de madera, metal o piedra artificial y son perfectamente climatizables gracias a sus materiales que impiden la entrada del frío en invierno o el calor en verano.

En cuanto al diseño exterior varía muchísimo dependiendo de cada modelo pero todas tienen unos techos similares donde destacan los colores brillantes y las superficies lisas. Además incorporarán ventanas para facilitar el ingreso de luz natural como es normal al ser una casa sostenible.

Si nos vamos al sentido más estricto de la construcción, las casas prefabricadas canadienses se construyen con el sistema de entramado estándar norteamericano de maderas contrachapadas. Tienen montantes de 2×4 en las paredes y de 2×6 en el tejado. Se fijan unos a otros con tornillos y cola. También se fijan a los cimientos con tornillos. También pueden fijarse entre sí con clavos.

Casas prefabricadas sostenibles ecológicas

Las casas prefabricadas canadienses son ideales para climas fríos gracias a sus materiales que impiden el paso del frío o la entrada del calor, como por ejemplo los techos verdes especialmente diseñados para no absorber absolutamente ningún tipo de agua. También hay modelos adaptables al mediterráneo perfectamente climatizables gracias a su fachada exterior lisa y decoración.

El tipo de aislamiento más utilizado en una casa prefabricada canadiense es el aislamiento de fibra de vidrio soplada. Este es el tipo de aislamiento que se utiliza en la mayoría de las casas de Canada. Está hecho de vidrio reciclado y se considera un producto respetuoso con el medio ambiente.

Ofertas de casas prefabricadas canadienses

Las casas prefabricadas de estilo canadiense representan una opción muy costeable y ecológica para quienes buscan construir su propia vivienda. Además, son perfectamente climatizables gracias a sus materiales que impiden la entrada del frío en invierno o el calor en verano. En cuanto al diseño exterior varía muchísimo dependiendo de cada modelo pero todas tienen unos techos similares donde destacan los colores brillantes y las superficies lisas.Modelos y tipos de casas prefabricadas canadienses

En cuanto al diseño exterior varía muchísimo dependiendo de cada modelo pero todas tienen unos techos similares donde destacan los colores brillantes y las superficies lisas. Además incorporarán ventanas para facilitar el ingreso de luz natural.

Precio y rapidez, sus principales ventajas.

Los precios de estas casas prefabricadas suelen ser muy bajos en comparación con una casa normal de tamaño similar. Los precios son unos 15.000 euros menos que los de una casa convencional de la misma calidad, e incluyen el estudio del terreno de modo general, un estudio gratuito del emplazamiento y en muchas ocasiones van aparejadas de subvenciones derivadas del respeto al medio ambiente.

Esto hace que el coste de una cabaña de madera sea más barato que el de la mayoría de los demás tipos de casas. El precio de una cabaña canadiense se compone fundamentalmente de dos partidas: construcción y transporte. Por lo tanto, hay que añadir los costes de traslado y montaje al precio final.

El transporte es otro factor clave en la instalación del hogar prefabricado canadiense ya que pueden ser muy grandes por su forma triangular (elástica) y pueden ocupar más espacio del que aparentan.

El proceso de fabricación es mucho más rápido que el de una casa normal. Por lo general, la construcción de una casa prefabricada canadiense sólo tarda entre cuatro y seis semanas. Esto se debe a que hay menos pasos en el proceso. Esto hace que el proceso sea más barato y rápido que el de una casa convencional.

Las casas prefabricadas canadienses también tienen otras ventajas:

  • En primer lugar, suelen ser más fáciles de instalar que una casa convencional. Pueden ser instaladas por un solo carpintero.
  • Otra ventaja de las casas prefabricadas canadienses es que suelen ser más baratas que las casas convencionales. Esto se debe principalmente a que se pueden construir utilizando las mismas técnicas que una casa convencional. Esta es la razón por la que pueden costar hasta 15.000 euros menos que una casa normal.
  • La tercera ventaja de las casas prefabricadas canadienses es que se pueden personalizar. Esto se debe a que se pueden hacer más pequeñas o más grandes según las necesidades.